English


Current Projects
Anolog
Pinhole
Digital Pinhole
Digital


Main Menu
Author
Curriculum
Contact


Crecí en Scottsdale, Arizona. Me gradué en la Carrera de Fotografía de la Universidad Estatal de Arizona y obtuve un Master en el Centro de Estudios Visuales de Rochester  (New York).

Siempre observé el mundo con mirada de artista. Tengo una disposición natural a enfocar detalles y descubrir “algo diferente” en casi todas las cosas que observo.

Lo que importa no es el lugar sino el momento y cómo interpreto yo ese momento, tanto en la vida como en la creación de cada imagen. Es sorprendente lo que podemos encontrar cada vez que nos detenemos a experimentar lo que nos rodea. Es como si viéramos todo por primera vez.

En 1985, compré mi primera cámara analógica y empecé a considerar la idea de dedicarme a la fotografía artística. Después de trabajar un tiempo con mi Nikon, me conecté con la fotografía documental y produje las series: “State Highway 67 y Roger’s Milk Farm”.

A partir de 1989 comencé a experimentar con la cámara “Diana” y sentí que había encontrado el elemento que había estado buscando para iniciar un nuevo camino en la creación de imágenes. La original visión que ofrece la cámara de lente plástica, sus viñetas, filtraciones de luz y demás anomalías se transformaron en elementos a favor en trabajos como “A Midwestern Dream”, “Urban Europe” y “Making Patagonia”.

Recientemente, empecé a utilizar diversas cámaras digitales por la gran variedad de posibilidades que éstas ofrecen. Fue la primera vez que me  sentí atraída por el poder de las lentes y filtros de la era digital y con ellos produje las series  “Silent Quest” and “Desert Found”.

Mucha gente me conoce a través del sitio web “The Camera Museum”, producto de mi inextinguible pasión y curiosidad por la fotografía y las cámaras. Tengo más de  quinientas en mi colección, todas en perfecto estado de uso y conservación.

Cuando viajo llevo de cinco a diez cámaras de mi colección para entregarme a una nueva aventura. Detrás del visor me permito captar universos imaginarios.  A veces, capto imágenes que ocupan un rollo entero y con ellas invento mis propios paisajes e historias. Reconstruyo lugares que no existen: ríos infinitos dentro de otros ríos, montañas que nunca terminan y grandes enredos de nubes.

Estas cajas antiguas me siguen fascinando y sorprendiendo. Nunca me canso de utilizarlas, aún en plena era digital.